Guía completa de Realidad Virtual

Seguro que ya has oído hablar de la Realidad Virtual, Realidad Inmersiva o Realidad Aumentada; pero son muy pocos los que han tenido una experiencia real (o virtual) en este nuevo entorno de la comunicación, el marketing y el entretenimiento. Todavía son muchos los usuarios que no saben “ver” un vídeo en 360 grados o se pierden en esa nueva experiencia interactiva que permiten, desde hace unos meses, los don grandes de la red, Youtube y Facebook. Porque el consumo de este tipo de contenido no es pleno, la experiencia no es total, hasta que el espectador no se sumerge de lleno en el nuevo espacio virtual y se enchufa las gafas, un dispositivo que promete ser el producto tecnológico del futuro más próximo. De hecho, se espera que para el año 2020 se hayan vendido 40 millones de gafas de realidad virtual en todo el mundo.

¿Cuál es la diferencia entre Realidad Virtual y Realidad Aumentada?

Realidad Aumentada

Gafas para VR Google Cardboard

Gafas de cartón para Realidad Virtual y Vídeo en 360 grados

Imagina que acabas de llegar a una nueva ciudad y buscas en tu smartphone información de utilidad para organizar tu fin de semana. Te puedes descargar app para conocer los locales más cercanos, buscar en las redes sociales las opiniones de otros turistas, o buscar en foros propuestas para saber donde comer cerca del hotel. Ahora imagina que puedes coger tu teléfono móvil, abrir la aplicación de la cámara y enfoca  lo lejos. Entonces, sobre esa imagen aparece información que puede ser de tu interés, ofertas, o se despliega un luminoso holograma que publicidad sobre el restaurante que ves en la esquina. 

Google Glass para Realidad Aumentada

Google Glass Realidad Aumentada

Bien, esto es realidad aumentada. Sobreimpresionar otras realidades virtuales o artificiales a una realidad que estás captando a través de cualquier dispositivo, ya sea un smartphone o las Google Glass, el máximo exponente de la realidad aumentada. Acceso a información de un simple vistazo para aumentar el conocimiento de la realidad que existe a nuestro alrededor.

Realidad Virtual

Ahora piensa que es estás en una descomunal sala de cine, donde las imágenes de la película se proyectan a tu alrededor, mostrando todos los ángulos posibles de la cámara, sin que nada se escape a tu alrededor. Tú eres el objetivo de la cámara y puede seleccionar donde mirar. Sólo tienes que girar la cabeza, subirla o bajarla, para cambiar el punto de vista. Una experiencia visual en 360 grados. Esto es posible gracias a los nuevos dispositivos VR, las nuevas gafas de Realidad Virtual que ya promocionan a bombo y platillo Samsung, HTC o las más caseras, las Google Cardboard.

Se trata de hacer sentir al espectador, usuario, que forma parte de esta realidad, que está inmerso en ese mundo virtual, una realidad (virtual) construida de manera artificial mediante sofisticados programas de diseño y entornos 3D o mediante la captura de imagen real gracias las videocámaras de 360, como AllieCam o la Kodak SP PixPro. Así pues, se genera una experiencia virtual que roza con la realidad, en la que el espectador deja de ser un mero receptor de imágenes para convertirse en un personaje más del juego o de la historia.

Y en esta guerra tecnológica, todos quieren su trozo del pastel, cuando más grande mejor, aunque cada uno compite de diferente manera. GoPro, por ejemplo, que ya revolucionó el concepto de videocámara hace más de una década, está preparada para dar el salto al vídeo en 360 grados con la nueva Omni, un dispositivo que monta 6 cámaras Hero4 Black, sincronizadas para grabar vídeo en 4k en VR. Aunque la sorpresa más reciente ha sido la presentación de la cámara que ha desarrollado Facebook, hablamos de la Facebook Surround 360, un dispositivo de captura de imagen compuesto por 17 lentes 3D VR desarrollado con código abierto. Esto quiere decir que no será un producto de ventas, sino concebida para que los desarrolladores pueden montar su propia cámara siguiendo las instrucciones de la compañía de Zuckerberg.

Cámara de Realidad Virtual de Facebook

Facebook Surround 360

Un negocio para creadores de contenido y la gran esperanza de los dispositivos móviles.

¿Me compro las gafas o aún es pronto? Desde hace un par de años existen en el mercado una amplia variedad de gafas para ver la Realidad virtual, dispositivos en su mayoría que funcionan como soporte para la pantalla en la que se produce el video o el video juego. Abres la tapa delantera, introduces el smartphone y le das a reproducir. Hasta aquí, no hay grandes diferencias entre unas y otras, dejando al margen cuestiones como ergonomía, estética y adaptación a dispositivos móviles de diferentes pulgadas. Pocas novedades que queda resumidas en su versión barata, casi de usar y tirar, como son las gafas de cartón. Hasta que Facebook se metió en el asunto, porque ahí hay pasta.

Hace ya unos años, saltó la noticia de que el visionario Mark Zuckerberg adquiría una compañía tecnológica que estaba trabajando en un dispositivo para realidad virtual. ¿Veríamos nuestro muro de Facebook en realidad virtual? No, el magnate de las redes sociales estaba echando cuentas y viendo que el mercado de los smartphone estaba ya demasiado maduro y que las tablets no terminaban de explotar como se pensaba. Los consumidores necesitan un nuevo cacharro para entretenerse, para pasar las horas consumiendo de manera unipersonal en su propio entorno digital. Ya está, pues que se compren las Oculus Rift, la gran promesa tecnológica del futuro, la panacea del entretenimiento, el cine el casa, los videojuegos y la publicidad. Las gafas, que irán conectadas a un dispositivo (ordenador) prometen una experiencia sin igual, tanto en calidad visual, sonora como en interacción. Y posiblemente así sea, un nuevo mundo de sensaciones donde todo es mentira, aunque lo sintamos o veamos como real.

Gafas de Realidad Virtual Oculus

Oculus Rift Realidad Virtual

Vale, comprate una gafas. Elige las Gear VR de Samsung, las nuevas de HTC o la versión gamer de las PlayStation. Pero sólo podrás elegir entre un corto catálogo de videojuegos, un puñado de vídeos en bruto subidos o casi sin editar en Youtube, o alguna joya de video en 360 grados aún por descubrir por el gran público.

Contenido, el rey es el contenido, pero ¿dónde está el rey?

Seguimos imaginando. Ahora imagina que cuando se lanzó al mercado el reproductor de DVD o BluRay, no hubiera películas en ese formato, que todo el cine del pasado y la actualidad reciente sóloo estuviera disponible en cintas VHS. De nada valdría tener el nuevo aparato, si no hay pelis para disfrutar de ese nuevo formato. Pues bien, algo parecido es lo que ocurre en la actualidad con la Realidad Virtual. El catálogo de producciones audiovisuales y videojuegos aún es escaso, a excepción de trabajos personales o videos de deporte extremo subidos por los usuarios de forma particular a YouTube o Facebook.

No obstante, parece que los grandes de la comunicación y las Redes Sociales son conscientes del potencial de este nuevo formato, y ya podemos encontrar piezas de gran calidad para el disfrute del cine y la animación en 360 grados. Televisión Española, por ejemplo, ha sido pionera en España con el lanzamiento de un episodio especial e interactivo del Ministerio del Tiempo; otra serie de éxito internacional, como Juego de Tronos, también tiene ofrece la posibilidad de recorrer los Siete Reinos en Realidad Virtual.

Cortometraje de terror en 360 grados Help

Corto Help realizado en 360 grados para Realidad Virtual

Y el último de ellos es Google a través de la app Spotlight Stories, diseñada expresamente para difundir contenido de vídeo en 360 grados a través de su plataforma. El primero de sus lanzamientos es Help, un corto de terror dirigido por Justin Lin (Fast and Furius), y con el que Google aspira a transformar el mercado del cine.

El videomarketing del futuro

Hasta hace poco más de una década, la Televisión ha sido el medio de comunicación, y cada de distribución publicitaria, por excelencia. Todos los anunciantes quería salir en la tele. Lo que no sale en la tv, no existe. De hecho, todavía es muy común encontrar el reclamo publicitario, cual certificado de calidad, el texto “Anunciado en Televisión”. Pues el lenguaje audiovisual permite una mayor penetración del mensaje publicitario. El consumo de anuncios es pasivo, no exige un esfuerzo extra por parte del consumidor. Y esto se ha trasladado, en buena medida, al video online, aunque el formato, la duración y los contenidos se distancian de los empleados convencionalmente en la televisión.

Hoy en día, el videomarketing es la herramienta favorita de los profesionales del marketing, y es que es el formato más compartido en las Redes Sociales y supone además un 80% del consumo de datos en internet. Vemos video en internet, al menos, una vez al día. Bien. Pero y si damos un paso más adelante, ofreciendo una experiencia radicalmente nueva, diferente e interactiva a nuestra audiencia potencial. Eso es lo que ofrece la Realidad Virtual al público objetivo de las marca. Un contenido novedoso, atractivo y además, con un potencial ilimitado, que va más allá del puro entretenimiento.

El primer en saltar al vacío fue, como no, RedBull, con su video de Fórmula 1 en 360. Una experiencia a todo gas, que después siguieron otros grandes como Nike o Adidas, marcas ligadas al deporte y las experiencias extremas que ofrecían la posibilidad de vivir, sentir, sumergirse en una aventura. Porque las marcas venden experiencias únicas, aunque sean virtuales. Pero la explosión de este novedoso formato no se ha limitado a las marcas que venden adrenalina, riesgo o diversión. La firma Jean Paul Gaultier publicita su perfume con el vídeo inversivo #BeTheBottle.

Otras aplicaciones de la Realidad Virtual

Situación cotidiana: preparas una espada de fin de semana en una turística ciudad. Buscas un hotel, entras en su web, y lo primero que miras son las fotos de las habitaciones, después la ubicación, y por último, lugares de interés próximos al hotel. Pinchas en las fotos, se abren, miras algún video, lo reproduces, y de nuevo buscas fotos para ver las playas o rincones con encanto que quieres visitar. Y si todo ello, lo pudiéramos hacer con un video en 360 grados, recorrer el hotel, mirar por todos los rincones de la habitación, del baño, del hall, los alrededores… incluso visitar el museo sólo con ponernos las gafas VR. Esto es lo que proponemos desde Objetivo Red en nuestra ruta por Sevilla en 360 grados o también podemos contemplar un espectáculo flamenco como propone Flamenco Dance App en este vídeo. 

Flamenco Dance App en 360 grados

Vídeo de Flamenco rodado en 360 para la presentación de Flamenco Dance App

Ahora piensa en un coche. Te lo comprarías sin verlo, sin tocarlo, sin subirte. Seguro que hoy no, pero puede que mañana sí. Así lo explican en el blog de Hipertextual, en el que apuntan las posibilidades que ofrecerían a los potenciales compradores pudiendo probar el coche, meterte en el interior, abrir el maletero o cambiar el color de la tapicería simplemente poniéndonos un casco de Realidad Virtual. Es más, no serían necesarios, si quiera, tener coches de prueba en el concesionario. Sólo unas gafas.

Posiblemente, sea en el sector de la salud y la medicina donde este formato audiovisual sea de mayor utilidad y es que la Realidad inmersiva permite “experimentar, aprender y llevar a cabo” pruebas u operaciones sin poner en riesgo la integridad del paciente. O incluso asistir a la mesa de operaciones de forma remota, como quedó de manifiesto recientemente en el Royal Hospital de Londres, donde una operación de cáncer de colon fue retransmitida en streaming em 360 grados.

Una noticia que saltaba a las cabeceras de todo el mundo, coincidiendo con el anuncio de Youtube de que permitirá las retransmisiones en directo en Realidad Virtual mediante video en 360 grados y sonido espacial, toda una novedad que abrirá las puertas a un nuevo concepto de “alive” en la red, una nueva ventana a los eventos, las exposiciones y congresos sin limitaciones espaciales.

Porque la Realidad, la real y la virtual, supera, hoy más que nunca la ficción.

¿Estás dispuesto a entrar y dar el salto a esta nueva dimensión? Empieza a disfrutar de la realidad virtual, una experiencia única y real.