Agencia de Comunicación

La Comunicación como elemento intangible en la gestión empresarial

Es sabido que la comunicación en una empresa, institución u organización es fundamental para transmitir el mensaje que queremos a la sociedad, vender un producto, posicionarse o transmitir una imagen determinada. Y también constituye una parte sustancial de la realidad de los intangibles. Pero ¿a qué llamamos intangibles?

Forman parte de los intangibles la comunicación de la marca, la reputación, la comunicación interna, la responsabilidad social… y es aquí donde juegan un papel importante las redes sociales y el actual entorno digital.  Todos estos elementos de comunicación, de forma aislada, consiguen efectos parciales que, si se coordinan, el resultado es espectacular. Y sin comunicación, los intangibles pierden peso en la cadena de valor de una empresa, institución u organización. En pleno siglo XXI, de lo que se trata ya es de saber comunicar un producto, y no de venderlo exclusivamente.  

Tal como nos explica Ángel Alloza de Corporate Excellence en nuestro videoblog,  el actual Dircom “es el responsable de gestionar los intangibles de la compañía” , convirtiéndose en una figura clave de la estructura empresarial. Y lamenta que los programas reglados de enseñanza respondan a un modelo que era lógico en los años 70 y no en la actualidad, por su déficit en la formación de intangibles.  Alloza apunta que en estos momentos predomina un modelo empresarial muy sesgado que basa sus estrategias únicamente en costes y precios. “Tenemos que avanzar hacia un modelo de nuevo valor añadido”.

El profesor José Luis Orihuela de la Universidad de Navarra explica en el videoblog de Objetivo Red que “los grupos de interés y los ciudadanos se comunican, comparten opiniones y hacen valoraciones. Esos juicios determinan muchas veces el futuro de una organización”, y ahí juegan un papel muy importante las redes sociales, las cuales se han convertido en “la nueva plaza pública”. Con ellas, todas las organizaciones, administraciones, ONG, partidos políticos y sindicatos tienen la capacidad de escucharse de manera simétrica a las organizaciones que antes tenían todo el poder en los medios de comunicación”.

 

Algunas de las razones que explica el Instituto de Intangibles por los que la comunicación de intangibles está en España muy por debajo de lo que sucede en países de nuestro entorno son:

La Comunicación, un intangible que hay que medir

La Comunicación como elemento transversal en los Planes de Marketing

  • No se considera como fuente de valor en las organizaciones.
  • Se ve como un gasto.

Objetivos de la comunicación intangible:

  • Lograr la identificación con el proyecto empresarial.
  • Motivar a los empleados.
  • Aumentar el compromiso y confianza de trabajadores.

Por tanto, la gestión de la Comunicación, tanto offline como online, dentro de una empresa o institución se sitúa a día de hoy en el mismo nivel que el departamento de Cuentas, Producción o Recursos Humanos. Es un factor determinante para la consecución de los objetivos marcados en cualquier plan estratégico, que ponga el enfoque en el consumidor, o usuario. La duda que se genera dentro del equipo directivo es si crea su propio departamento de Comunicación dentro de la estructura de la organización, o externaliza este servicio a través de una Agencia de Comunicación, que haga las veces de Gabinete de prensa externo.  Cuestión que se resolverá en función de las posibilidades o recursos económicos destinados a este fin, a este intangible pero imprescindible elemento, que es la Comunicación.